Tecnología

¿Por qué es importante es el control de estabilidad?

Repasamos el funcionamiento y las virtudes del famoso ESP.

¿Por qué es importante es el control de estabilidad?

Si bien el sistema multimedia, el techo solar y el tamaño de las llantas te pueden llegar a ser importantes a la hora de decidir sobre la compra de un auto, ninguno puede estar por encima de los componentes dedicados a la seguridad. No hay nada que sea más relevante que la protección de los pasajeros para prevenir o minimizar las lesiones que puedan sufrir en caso de un accidente. Por lo tanto, es importante que el vehículo cuente con el máximo equipamiento de seguridad posible.

Cuando se trata de prevenir un accidente, uno de los sistemas que no pueden faltar es el control de estabilidad, (ESP, por sus siglas en inglés) que ayuda a prevenir más del 80% de todos los percances que se puedan generar por el derrape de los neumáticos.

El programa de estabilidad electrónica comprende las funciones del sistema antibloqueo de frenos (ABS) y del control de tracción, pero en sí puede hacer mucho más. Básicamente, detecta movimientos de deslizamiento del vehículo y los contrarresta de manera activa, mejorando considerablemente la seguridad de la conducción.

¿Cómo funciona el control de estabilidad o ESP?

Teniendo como base el ángulo de dirección, el sistema reconoce la trayectoria deseada por el conductor a través de de una serie de sensores que miden la velocidad de cada rueda. Al mismo tiempo, estos también miden la rotación del vehículo alrededor de su eje vertical, así como la aceleración lateral. A partir de estos datos, el sistema calcula el movimiento real del auto, comparándolo 25 veces por segundo con la trayectoria deseada.

En el caso de que los valores no correspondan (por ejemplo, ante un giro brusco realizado por el conductor para evitar un auto u otro obstáculo), el sistema reacciona en un instante y reduce la potencia del motor para reestablecer la estabilidad del vehículo. Si eso no es suficiente frena las ruedas de manera individual, lo que hace que, dentro de los límites de la física, el auto vuelva a la dirección deseada por el conductor.

Además de lo anterior, el control de estabilidad ofrece funciones que aumentan la comodidad y (aún más) la seguridad. Por ejemplo el control de retención en pendientes, que ayuda al conductor en el frenado del vehículo. En concreto, y dos segundos después de que aquel suelte el pedal de freno, el sistema aplica los frenos de forma independiente. Esta tecnología permite proteger a los vehículos que tengan un centro de gravedad alto, ya que disminuye las posibilidades de un posible vuelco.

En resumen, el ESP distingue cuando el conductor quiere ir en una dirección diferente a la que va el coche y entra en acción.

Para conocer más, te invitamos a repasar esta nota.

Beneficios del sistema para el conductor

- Contrarresta el deslizamiento del auto

- Proporciona apoyo efectivo en situaciones críticas de manejo.

- Las funciones restantes brindan seguridad adicional y mayor comodidad y agilidad de manejo.

¿Está implementado en la Argentina?

Si bien varios modelos cuentan con el sistema, lo cierto es que su implementación no es obligatoria. Así lo dictaminó el Gobierno local a finales del año pasado, cuando prorrogó su aplicación para este año. En torno a esto, vale mencionar que la Organización Mundial de la Salud recomienda su uso ¡desde 2012!

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas